Wikia

Antiguotestamento Wiki

Malaquías

Comments0
3pages on
this wiki
En el tiempo de Malaquías

Neuvo comentario ilustrado de la biblia. 2003 (1095). Nashville: Editorial Caribe.


MALAQUÍAS

INTRODUCCIÓN

ESTRUCTURA DEL LIBRO

El libro de Malaquías refleja un estilo literario especial. Está compuesto de una serie de “disputas proféticas”. El profeta, en nombre de Dios, lanza una pregunta y sus interlocutores la responden, provocando así una contra respuesta. Los acusados en este libro son: los sacerdotes, el pueblo en general y la elite socioeconómica y política.

Las disputas proféticas tienen una estructura común: (1) el profeta hace una declaración; (2) los sacerdotes o el pueblo hacen una objeción; y (3) el profeta responde dando una evidencia de la afirmación original. A ésta última se acompaña una acusación y una amenaza de castigo.

AUTOR Y FECHA DE REDACCIÓN

No se sabe nada del autor de este libro. Muchos biblistas dudan que se haya llamado “Malaquías”. La mayoría cree que Malaquías es un nombre agregado tiempo después para darle título a este libro. Si fuera así, el libro sería anónimo, situación muy rara entre los libros proféticos. El nombre quiere decir “mi mensajero” y fue tomado probablemente de la expresión que se encuentra en 3:1: “He aquí yo envío a mi mensajero, el cual preparará el camino delante de mí”.

El profeta Malaquías pertenece a la época histórica conocida como posexilio y que se describe en el mensaje de los libros proféticos de Hageo, Zacarías y los capítulos 56–66 de Isaías, como también en la historia que se encuentra en los libros de Esdras y Nehemías. Aunque es muy difícil establecer con exactitud el período del ministerio de Malaquías y de la redacción del libro, la mayoría de los biblistas lo colocan en los años que van del tiempo cuando se terminó de edificar el segundo templo (515 a. de J.C.), hasta poco antes de las reformas de Esdras y Nehemías (aprox. 465 a. de J.C.); más concretamente se le coloca entre los años 465 a 460 a. de J.C. Algunos eruditos le hacen a Malaquías un contemporáneo de Nehemías.

Si aceptamos la fecha aproximada de 460 a. de J.C., Malaquías se convierte en una fuente histórica importante; porque sería el único documento de la época que nos describe la vida de la comunidad judía después del ministerio de Hageo y Zacarías y antes de las reformas de Esdras y Nehemías.

EL MENSAJE DEL LIBRO

El profeta proclama su mensaje a una comunidad frustrada y desesperanzada. Las expectaciones levantadas por los profetas Hageo y Zacarías no se habían cumplido. El futuro se veía muy nebuloso, y el presente era terrible.

Todo esto se había traducido en abulia e indiferencia. Y el culto era, según el profeta, el mejor lugar donde evaluar la calidad de vida de la comunidad judía en esos años. Malaquías bien hubiese parafraseado el conocido refrán así: “Dime qué clase de culto celebras y yo te diré quién eres”.

La comunidad judía de esa época creyó que la manera de cubrir su miseria y de olvidarse de ella era a través de la indiferencia y burla barata a las cosas de Dios. Todo se hacía con mediocridad y descuido. Imperaba la corrupción desde el sacerdocio hasta el último miembro de la comunidad.

El mensaje del libro está arraigado en la enseñanza del Pentateuco, en la “instrucción del Señor” (torah Yahvé); más específicamente, en el libro de Deuteronomio. Además de asuntos de estilo (ver Mal. 2:2, 3 y 3:7), varios temas clave de Malaquías muestran su cercanía a la teología del Deuteronomio. El tema con el que abre el libro de Malaquías (1:2), el amor de Dios, se encuentra en varios textos del Deuteronomio. La relación entre padre e hijo de Malaquías 1:6; 2:10; 3:17 se encuentra en Deuteronomio 1:31; 32:5, 6. El tema del nombre de Dios, de Malaquías 1:6, 11, 14; 2:2, 5; 3:16; 4:1, se encuentra en varias partes del Deuteronomio (p. ej., 12:5, 21; 14:24; 26:2). El reconocimiento de la unicidad de Dios y el llamado a una fidelidad absoluta a él (Mal. 2:15) se basan especialmente en Deuteronomio 6:4, 5. El tema de las ofrendas de sacrificio (Mal. 1:8, 13, 14) se encuentra en Deuteronomio 15:21 y 17:1. El asunto sobre los diezmos (Mal. 3:7–10) se encuentra en Deuteronomio 18:1–8. El tema del pecado de abominación (burla, sacrilegio; ver Mal. 2:11) se encuentra en Deuteronomio 14:3; 17:1, 4 y 23:17, 18. Además, la enseñanza contra la idolatría (Mal. 2:11) y la injusticia (Mal. 3:5) son centrales en la enseñanza del Deuteronomio (p. ej., Deut. 10:12–22). El argumento general del libro de Malaquías se resume en tres temas centrales: (1) Una denuncia de la maldad del pueblo y de sus líderes; (2) una vindicación del carácter moral de Dios y de su amor; y (3) un mensaje de esperanza al remanente fiel y piadoso.

La posición de Malaquías al final de los libros proféticos es significativa. Por un lado, Malaquías viene a ser una especie de resumen de lo que sus predecesores proclamaron: el llamado al arrepentimiento; la enseñanza de una vida moral de acuerdo a la voluntad de Dios; el significado e importancia del culto y los ritos; la celebración apropiada de los sacrificios y las ceremonias; la resistencia a una actitud escéptica hacia Dios y su manera de actuar con su pueblo; las ideas apocalípticas; la esperanza mesiánica.

Por otro lado, viene a ser una puerta hacia el mensaje del NT. Malaquías termina anunciando la llegada del precursor del Mesías (4:5, 6). Así el AT y el NT se conectan para hablar de la unidad del mensaje redentor de Dios (Mat. 17:10–13; 11:7–19). Malaquías muestra también la unión de su mensaje con el del NT al afirmar que los gentiles (los no judíos) honran el nombre de Dios y están más dispuestos que los mismos judíos a vivir la verdadera religión (Mal. 2:11–14).

BOSQUEJO DE MALAQUÍAS

Encabezado, 1:1

I. DIOS AMA A SU PUEBLO, 1:2-5

1. El amor de Dios declarado, 1:2a

2. El amor de Dios puesto en duda, 1:2b

3. El amor de Dios demostrado, 1:2c-5

II. DIOS REPRENDE A LOS SACERDOTES, 1:6—2:9

1. El descuido de los sacerdotes, 1:6-9

2. La indiferencia y profanación de los sacerdotes, 1:10-14

3. Resultados de la desobediencia, 2:1-9

III. DIOS REPRENDE A LOS ESPOSOS INFIELES, 2:10-16

IV. DIOS REPRENDE A LOS QUE PERVIERTEN LA JUSTICIA, 2:17—3:5

V. DIOS REPRENDE A LOS QUE LE ROBAN, 3:6-12

VI. DIOS CASTIGARÁ A LOS MALOS Y BENDECIRÁ A LOS JUSTOS, 3:13—4:3

VII. DIOS ENVIARÁ AL PROFETA ELÍAS, 4:4-6

1. Una exhortación, 4:4

2. Una promesa, 4:5, 6

[1]




[1]Bryan, J., Byrd, H., Caruachı́n, C., Carroll R., M. Daniel, Connerly, R., Gómez C., A., Light, G., Martı́nez, J. F., Martı́nez, M., Morales, E., Moreno, P., Rodrı́guez, S., Ruiz, J., Samol, J. A., Sánchez, E., Sewell, D., Tiuc Sian, R., Welmaker, B., Wilson, R., Wyatt, J. C., Wyatt, R., & Editorial Mundo Hispano (El Paso, T. (2003). Comentario bı́blico mundo hispano Oseas--Malaquı́as (1. ed.) (369). El Paso, TX: Editorial Mundo Hispano.

Around Wikia's network

Random Wiki